CONTACTO:

 

Plaza Bogotá, 1

Fuenlabrada 28945 Madrid

 

tu-espacio@tu-espacio.es

 

WhatsApp:

       678 90 70 41

     

 

 

Síguenos en redes sociales :

Escape Room

 

El Escape es un juego genial para disfrutar con amigos y compañeros, y una buena oferta de ocio alternativo.

Poner esto en marcha no requiere demasiado dinero, aunque si dosis industriales de imaginación para crearlo y capacidad de diseñarlo.

 

1. Escoge tu escenario

 

Un juego de escape en vivo requiere siempre de un recinto cerrado en el que poder construir una historia y de la que acabar escapando. No necesitáis grandes decorados. TU ESPACIO puede convertirse con pocos detalles en la escena de un asesinato o la guarida de un peligroso delincuente.

 

2. Elementos básicos

 

Es importante tener a mano ciertos accesorios que darán riqueza a vuestro juego. Unos pocos candados son imprescindibles, baratos, y que ayudarán a mantener la intriga hasta el final. Necesitaréis también cajas o contenedores cerrados en los que esconder los objetos clave.

 

También podéis ocultar pistas y objetos en el entorno. Desde dentro de un jarrón a una simple cajonera. Piensa que no todo lo que se encuentre debe estar bajo llave desde el comienzo.


Posiblemente podáis dejar a la vista algunos objetos que no se puedan usar hasta el final de la aventura. Eso siempre le otorga un poco de dramatismo a la aventura, y por qué no decirlo, confundirá hasta al jugador más experimentado.

 

3. ¿Donde está el truco?

 

Toda Room que se precie debe tener “la chispa”. Ese juego de ingenio que sorprende a todos los jugadores sin excepción y que la hace ser única. Puede ser ese código secreto que sólo tu conoces, esa caja misteriosa que te regalaron, un puzzle original o ese bote de tinta invisible que nunca llegaste a usar. 

 

¿Quieres algo sugerente?. Cierra alguna caja con unas férreas cadenas. Eso le dará un toque perturbador. Utiliza tecnología para sorprender a los jugadores con códigos digitales en una agenda electrónica o en un viejo teléfono móvil. Prepara una linterna para iluminar un lugar oscuro o prepara esos libros para que sus títulos formen una frase esclarecedora.


Estos son los pasos que más disfrutarán los investigadores. Dedícales el mayor tiempo posible.

 

4. Preparando la mejor historia

 

Tenemos los básicos de la room, pero nos falta darle vida. Es hora de poner nuestra imaginación en juego e idear nuestra historia. Distribuir pequeños textos, mensajes con recortes de periódico, un viejo diario, la última carta leída por la víctima…. Todo ello hará que nuestro relato sea creíble y mantendrá la adrenalina al máximo para conseguir un rato de ocio emocionante.

 

Un robo, una misteriosa desaparición o un asesinato con turbios intereses puede ser el hilo conductor, aunque no olvidéis que la conclusión debe ser rotunda. Encontrar la confesión del culpable o escapar por una puerta darán ese toque triunfal que requiere tu juego.

 

5. La secuencia de juego definitiva

 

Hay que procurar que la aventura esté guiada y cada prueba avance secuencialmente, ya que un error puede suponer el final prematuro de la aventura. Esta parte requiere de algunas pruebas para asegurarte de que los enigmas están correctamente hilvanados.

 

Y ya lo tienes. Si has cumplido todos los pasos debes estar disfrutando ahora mismo de la escape room más original del mundo.