CONTACTO:

 

Plaza Bogotá, 1

Fuenlabrada 28945 Madrid

 

tu-espacio@tu-espacio.es

 

WhatsApp:

       678 90 70 41

       601 76 54 39

 

 

Síguenos en redes sociales :

Cómo ser sociable en una fiesta donde no conoces a nadie

 

 

Ir a fiestas cuando no conoces a nadie puede ser un desafío. Empieza las conversaciones de una en una, con personas individualmente para pasar a un grupo más grande más tarde. Escuchar a los demás es un factor importante de éxito social.

 

Calma tu ansiedad

 

  • Respira de manera profunda, toma aire hasta el fondo de tu vientre y exhala lentamente por la nariz. Repite esta operación varias veces.
  • Lleva tu mente a visualizaciones positivas, fíjate en lo elegante que vas o imagínate el atractivo que tendrás cuando entres en la pista a bailar.
  • Date cuenta de que nadie te presta atención, por lo tanto, no hay necesidad de sentirse cohibido.

 

Sonríe a los demás invitados

 

Si sonríes no sólo lucirás más seguro de ti mismo, sino que además mejorará tu humor y reducirás el estrés.

 

  • Las personas a menudo responden con una sonrisa a una persona que les sonríe
  • Una ligera sonrisa será suficiente para invitar a otros a conocerte
  • Cuando luces seguro, empezarás a sentirte seguro

 

Piensa en la finalidad de la fiesta

 

Dependiendo del tipo de fiesta, deberás unas u otras habilidades sociales, no es lo mismo una fiesta con amigos que otra del trabajo por compromiso.

 

Recuerda que es posible que los demás invitados tampoco se conozcan.

 

Observa a los otros invitados

 

¿Hay personas sentadas en pequeños grupos? ¿Hay muchas caminando alrededor? Puedes amoldar tu comportamiento a lo que hacen los demás:

 

  • Fíjate si bailan solos o en pareja
  • Sitúate en una zona donde te sientas cómodo

 

Piensa en lo que podrías tener en común con el resto de invitados

 

Enfócate en lo que tienes en común, por ejemplo si observas que alguien lleva una camiseta de tu grupo favorito, eso te puede dar pie a iniciar una conversación interesante.

 

Si te sientes cohibido, encuentra similitudes con los demás que puedan ayudar a calmarte

 

Ofrece ayuda al anfitrión

 

Esta puede ser una buena manera de conseguir adaptarte a la fiesta, especialmente si tienes conexión social con el anfitrión. Además, el anfitrión apreciará toda la ayuda posible que reciba.

 

Encuentra la mesa del bufet

 

La comida es un excelente de conversación entre las personas que no se conocen.

 

Hacer una pregunta sobre la comida es una buena manera de empezar la conversación. “Todo se ve bien ¿qué tipo de comida va s a tomar?”

 

Para continuar la conversación puedes presentarte.

 

Preséntate a los demás invitados

 

Y si es adecuado, agrega un detalle sobre la razón por la que estás en la fiesta. “Soy especialista en antropología” (si es una fiesta de trabajo o de la universidad) “Soy hija de Pamela” (si es una reunión familiar)

 

Para continuar con la conversación puedes preguntar su nombre a la otra persona.

 

Di un cumplido para empezar una conversación

 

A las personas siempre les halaga escuchar cosas agradables, para la fiesta todos cuidan su apariencia y apreciarán la atención.

 

También puedes juntar el cumplido con una pregunta a fin de iniciar la conversación “Bonita corbata, ¿dónde la compraste?”

 

Evita cumplidos sobre la apariencia de la persona ya que podría incomodar.

 

Permítete lucir vulnerable

 

Si no conoces a nadie en la fiesta, está bien mostrarte así. “Hola soy Juan, espero que no te importe, pero no conozco a nadie aquí y tu pareces una persona bastante sociable”

 

Si la persona es extrovertida, puede incluso presentarte a otros invitados.

 

Evita tocar temas de conversación incómodos

 

  • No tocar temas muy personales (dinero, sexo, religión, enfermedades…)
  • Evita hacer comentarios críticos

 

Asegúrate que tu lenguaje corporal sea amigable

 

  • Haz contacto visual con las demás personas
  • Una ligera sonrisa ayudará a los demás a saber que estás abierto a la conversación
  • Inclina la parte delantera de tu cuerpo hacia la persona que te habla, denotará interés
  • No mantener el contacto visual por mucho tiempo, ya que esto podría parecer agresivo o muy  insinuante.

 

Cuenta una historia divertida

 

Comparte una anécdota divertida que te haya pasado, esto hará que luzcas más amigable y agradable.

 

“Esto me recuerda una vez que….”

 

Sé un oyente activo

 

Utiliza señales no verbales, tales como asentir con al cabeza, hacer contacto visual e inclinarte hacia esa persona, a fin de hacerle saber al otro invitado que escuchas activamente lo que dice.

 

Haz preguntas abiertas sobre los temas que los otros invitados plantean a fin de dar continuidad a la conversación.

 

Si percibes que la conversación se vuelve muy intensa o emocional, estará bien cambiar de tema a algo más divertido.

 

Solapa temas de conversación

 

Una forma efectiva de unirte de manera efectiva a una conversación, es repetir la última frase que otra persona dijo y unirlo con tu propia idea “Si, París es bonito en Abril pero para mi graduación estuve en Roma, ciudad que…”